Tú puedes escribir una obra maestra en 5 días.

Hoy, escribiendo.

Hoy, escribiendo.

Este post es muy breve. Lo escribo y lo hago público para meterme más presión aún. Como sabéis llevo un año y dos meses destrozado por mi divorcio y la salud de Anáis Nin. Un año y medio que no termino ninguna novela de las que empiezo. Bloqueado. Nunca antes me había pasado. Antes era un grifo: lo abría y salían mis magníficas y pervertidas novelas. Ahora, lo abro y sólo salen llantos. Y ni una letra.

Pues bien, estoy harto de mí mismo, de estar en la ruina, de no poder trabajar en lo mío, de no sentirme escritor... ¡Con lo orgulloso que estaba yo de decirlo en voz alta! Ahora soy un payaso y me doy asco. Mi última novela la publiqué en febrero de 2017.

Hace 72 horas me dije:

—Eres el puto eZcritor. En 7 años publicaste 8 novelas, escribiste dos guiones de largometrajes, escribiste más de 2.000 posts además de no sé cuantos artículos para revistas. Has ganado premios y has trabajado con grandes directores del cine español. Tú puedes escribir una obra maestra en 5 días. Sólo te hace falta 5 días para que dejes de ser un escritor bloqueado. Para que cambies tu vida. Tú eres un escritor de corazón. No un cantamañanas. Y en eso te estás convirtiendo.

Entré en internet. Busqué un concurso literario de novela corta para que me sirviera de zanahoria. Y dije:

—Allá voy.

Ayer terminé la primera versión. 80 páginas. Hoy terminé la segunda. Aún me sobran 2 días. Escribo 3 horas y duermo una, tomo café, escribo tres horas, duermo una… ¿la terminaré? Estoy orgulloso del mundo que he creado y de mis nuevos personajes.

Portada de mi novena novela.

Portada de mi novena novela.

Si la termino, estará on line dentro de 3 días, concursando.

Os aviso (si no me da un derrame cerebral o me acobardo como una nenaza y vuelvo a bloquearme).

Llevo 72 horas sin ducharme.

Llevo 72 horas sin ducharme.