Crítica a "Han Solo".

han solo.jpg

Fui a ver “Han Solo” hace un par de semanas, con bastante ilusión, asunto con el que no debe irse nunca al cine ni andar por la vida porque, según he podido estudiar, me parece a mí que hay una ley cósmica que dice algo así que “por cuantas más ilusión te llenes por dentro para venir a verme, más patadas te doy yo cuando llegues”.

El guión de “Han Solo” lo firma un escritor al que admiro un montón Lawrence Kasdan . Del director, Ron Howard, mejor era no esperar nada pues la mayoría de las películas que ha hecho en la última década me han parecido prescindibles. Aunque, entre toda esas horas de aburrimiento desde que firmó su última maravilla repleta de emoción (“Cinderella Man”, 2005) nos ha dado esperanzas de que aún no hemos de llevarle flores al cementerio: ha firmado trabajos impresionantes como "Frost/Nixon" (2008) y "Rush" (2013).

¿Con qué me encontré esta vez?

Con un wester con sabor añejo en lugar de con una peli para el público juvenil actual. Vamos, yo disfruté de la película bastante (a pesar de su doblaje porquerioso en español) pero no paraba de pensar en que se notaba que la peli estaba hecha con mente y gustos de personas mayores. No adultos. Hablo de ancianos. El resultado es una peli que no gusta demasiado a los jóvenes y que no van a ir a ver los señores de 60-70 años. Por eso no ha funcionado bien en taquilla y los de Walt Disney andan supertristes.

Fue un error fichar a Ron Howard y echar a la pareja de directores, más jóvenes, que sí que hubieran logrado contactar con la nueva generación de espectadores que necesitan los spin off para que se conviertan en franquicias de éxito. Me explico: esta serie de películas han de ser llamativas, espectaculares de principio a fin, imaginativas, emocionantes, con chorradas cada 5 segundos. Si el universo Marvel funciona tan bien y los spin off de Star Wars no, es porque los primeros saben meter toda la carne y simpatía en el asador. De acuerdo: Han Solo está llena de acciones espectaculares pero ya mil vistas (un robo a un tren, por ejemplo, grabada de forma clásica). Comparad Han Solo con Guardianes del Universo. Las películas de Marvel son puro entretenimiento, los spin off de Star Wars son acartonados, académicos. Parece que los ruedan pensando que están en 1977. Hablo de los spin off, no de los nuevos episodios de Star Wars que realmente están muy, muy bien aunque la primera vez que los veo nunca me gustan mucho pues espero otra cosa. La segunda vez que me los pongo (ya sin perjuicios) es cuando los disfruto de verdad y me doy cuenta de lo buenos que son.

Sobre el reparto de Han Solo, poco que decir. Creo que para lo que es, está más que correcto. Personalmente no me gustó la elección de Alden Ehrenreich para dar vida al protagonista, creo que había opciones mejores, con más tirón, pero vamos, que es un excelente actor y disfruté viéndole actuar. Si lo comparas con Harrinson Ford, es menos guapo, tiene menos presencia en la pantalla pero mejor actor. Ahora todo el mundo habla de la gran personalidad y de lo bien que lo hacía Ford. Pero en su momento, cada vez que Ford estrenaba una peli (cualquiera que fuera) recuerdo que los críticos siempre decían que era un pésimo actor, con cero personalidad y con nada de expresividad. Críticas injustas, desde luego. Sin embargo, ahora hablan tan bien de él que parece que fuera Marlon Brandon actuando y, sinceramente, el Alden es ya mucho mejor actor de lo que Ford nunca fue.  Ford es un actor mítico, guapo, perfecto para los papeles físicos que lo han convertido en un actor inmortal por derecho propio. No le pidan más (¿se puede pedir más a alguien?). También he leído muchas críticas contra la señora de los dragones, Emilia Clarke, y no doy crédito: me parece que está encantadora en la película y, para lo que es su papel, no se le puede pedir más. El resto de personajes me resultaron de relleno, salvo Chewbacca, por supuesto. Lando Calsissian tampoco me dijo nada especial, sólo sirve para la partida de cartas. El Halcón Milenario tiene más peso e importancia que él en la película. Por cierto, lo que más me gustó de la película fue ver al Halcon Milenario nuevito.

Un par de semanas después de haber visto la película la recuerdo como un entretenimiento pero sin corazón. Como cuando haces el amor con alguien por primera vez, llegas al orgasmo y no te apetece volverle a ver nunca más pero, a la vez, le estás agradecido por el buen momento que te hizo pasar. Te alegras de haberle hecho el amor pero, a la vez, te gustaría estar muy, muy lejos de ella o él y hasta te avergüenzas un poquito de haberla metido ahí.

¿Y a ti que te pareció?