¡Encantado de hacerme viejo! 4 motivos:

 Yo a mis 44 años.

Yo a mis 44 años.

Conozco a mucha gente muy estúpida que tiene pánico a hacerse viejo. Se trata de pobre gente limitada. ¡Envejecer es la mejor parte de la vida! Os voy a dar las 4 razones principales:

1.-Cada año estás económicamente mejor que el anterior. A no ser que seas un subhumano o sufras un revés económico tras una mala inversión, multa, accidente o lo que sea (los reveses no son para siempre, se superan) cada año que pasa tienes más dinero o sabes ganarlo mejor que el año anterior. Cada año eres un poco más especialista en tu trabajo. En el sistema capitalista en el que vivimos, si te concentras, es fácil que cada año que pase consigas multiplicar tu salario aunque sea por 2. Es facilísimo tener un nivel de vida alto en 4 ó 5 años (sobre todo si eres trabajador en cuenta propia). No es magia. Es el capitalismo. Y el capitalismo funciona a no ser que seas un flojo o un vago que quiera vivir de las pagas o del cuento.

A mí el dinero no me quita el sueño. Gracias a Dios nací escritor: soy feliz con muy, muy poco. Lo que me la pone dura es escribir. Y cada año que pasa sobre mis huesos significa que tengo una novela más escrita. Así que veo el pasar de los años como “más novelas escritas”, asunto que me llena de felicidad. Eso no quita que un día de estos, una de mis novelas se haga mundialmente famosa (es inevitable) y me vaya a vivir a un yate.

2.-Los jóvenes son tus esclavos. Todos esos veinteañeros a los que envidias por tener pieles sin arrugas pueden ser tus esclavos. En potencia. No todos pero sí un 98% matarían a cambio de que les dieras un trabajo bien pagado. O que les enseñaras a ser como tú. Incluso se enamorarían de ti: de tu inteligencia, de tu arte, de tu cuenta bancaria, de tu madurez. Puedes tener a miles de jovencitos y jovencitas amándote en tu cama. Media humanidad te pertenece porque eres el mejor/ la mejor. Todo el mundo se enamora de algo y tú tienes  más cosas que nunca para que se enamoren de ti. Y que conste que a mí no me gustan las jovencitas porque las veo como retrasadas mentales. A mí me gustan las mujeres hechas y derechas. Inteligentes, con vida, pasta, hechas a si mismas. Fuertes.

3.-La muerte es tu amiga. A medida que te vas aproximando a ella, al momento en el que se cumple tu tiempo en la vida, te vas desprendiendo de todos esos pensamientos y comportamientos estúpidos y destructivos con los que te han adoctrinado y estropeado gran parte de tu vida. Dejas de pasar por el aro. Comprendes cuándo te han timado. Que el tiempo en la Tierra es tuyo, no de una empresa que te paga una limosna o de un matrimonio que te hace infeliz. Cada día que pasa eres más libre, más independiente y haces aún más lo que te da la gana. El mundo es de los viejos. Cuanto más viejo mejor...

4-... porque un día ya no necesitas NADA. Salvo estar calentito, en la cama, tomando una papilla de verduras, con una sonrisa en tu cara... por no necesitar ya no necesitas ni ir al baño... tienes pañales y una filipina jovencita que te los cambia y te limpia a cada rato, encantada por lo que le pagas, mientras calentito por tu propio pis piensas... ¡Que me quiten lo bailado!

Deja un comentario

 Otras vez yo a mis 44 años (ahora de lado).

Otras vez yo a mis 44 años (ahora de lado).