Las 3 razones por las que no me gustó el guión de “Vengadores: Infinity War”

thanos.jpg

Que quede por delante que lo único que no me gustó de la nueva película de los Vengadores es el concepto general del guión: por poco original y por ser un vende humos mentiroso (ahora me explicaré). Porque el resto de "Infinity War" es de sobresaliente, un espectáculo visual alucinante. Recuerdo estar viéndola y tener que mirar el reloj: ver que aún faltaba una hora para terminar y suspirar, pensando:

—"¡Menos mal! ¡Aún queda otra hora!"

Si hubieran sido 4 horas de película, me las hubiera tragado igual, casi sin pestañear y con la sonrisa que no se me iba mientras veía, en la gran pantalla, a todos los superhéroes que, en mi infancia, adoraba en los cómics que leía una y otra vez, sin cansarme. Antes, un cómic me lo podía leer fácil unas 20 ó 40 veces, siempre ante un buen bocadillo de chorizo o salchichón.

Paso a contaros por qué Infinity War me soltó un poco de tufillo a estafa... aunque estoy pensando en ir otra vez al cine a disfrutarla...

Aviso: ESTA ENTRADA ESTÁ LLENA DE SPOILERS.

 Benedict Cumberbatch me gusta mucho pero se han equivocado con Doc Strange.

Benedict Cumberbatch me gusta mucho pero se han equivocado con Doc Strange.

1.-Doctor Strange es un superhéroe demasiado poderoso.

Ahora que estoy creando mi primer superhéroe, Doctor Mente, me he dado cuenta del principal problema que tiene esa labor: si haces a un superhéroe demasiado poderoso, deja de tener emoción… ¡porque puede resolver cualquier situación desde el minuto 1! Cuantos menos poderes tiene el superhéroe, cuanto más humano, más emocionante será. De ahí él éxito de Batman (cómo se las ingenia sin tener superpoderes) o Spiderman (un adolescente con superfuerza, superagilidad y poco más) o lo complicado y repetitivo que resulta conseguir un oponente que ponga en aprietos a Superman (casi siempre hay que buscar un extraterrestre malvado).

En Infinity War, el héroe que es demasiado poderoso para la función, y que la estropea, es Doctor Strange. Vamos a ver, Doctor: si puedes ver el futuro, si puedes ver los ¡14 millones! posibles finales de la guerra con Thanos… ¿Por qué no lo viste venir hasta que Hulk se os cayó encima? ¿Por qué no predeciste la amenaza? ¿Qué estabas viendo?  ¿A las vecinas por la ventana? ¿Estabas ocupado prediciendo los resultados de las quinielas deportivas? Fallo… es más… Hay una escena ridícula en la que más o menos dice:

 Aunque quizás sólo se había pillado un viaje de LSD y lo que dijo era una excusa para que no supieran que es un yonki.

Aunque quizás sólo se había pillado un viaje de LSD y lo que dijo era una excusa para que no supieran que es un yonki.

—¡He visto la única forma posible de ganar a Thanos!
—Ok —dicen todos— Pues vamos a seguir luchando con nuestro plan y que siga la película como si tú nos hubieras dicho nada.
—Es que sólo hay una forma de vencerle entre 14 millones...
—Vale, vale. Pero vamos a seguir con nuestro plan para ver si es esa que viste y damos en el clavo. Tú no digas cual es la única forma que así es más misterioso.

Si sólo hay una forma de ganar a Thanos… ¿Por qué no la dice el Doctor Strange inmediatamente? ¿Por qué no le dice a Spiderman?…

—Mira, vas a morir en la última escena de la peli pero no te preocupes porque vas a resucitar el día 23 de abril de 2018. Mientras tanto, de vacaciones dentro de la gema del Alma. A ver, todos, Vengadores, chicos y chicas. Vayamos a pelar con Thanos pero no os emocionéis ni os empleéis a fondo porque hay que perder. Y luego, cuando perdamos hay que hacer esto y esto, que lo he visto en mis realidades paralelas y todo saldrá bien. Y si no sale bien a la primera, da igual, porque tengo un super poder que es poder viajar en el tiempo unos minutos para volver a intentarlo las veces que hagan falta (eso se vio en Doctor Strange 1, ¿no?)

Una escena muy buena de Infinity War: cuando Thanos da una paliza a Hulk. Nadie lo espera y nos hace comprender el poder inmenso de Thanos. Algo colosal de Infinity War: que Hulk se pase toda la película cagado de miedo, dentro de Banner. Eso lo hace humano.

2.-Mismo esquema e ideas que la película de la Liga de la Justicia.

 Yo le hubiera añadido el bigote en toda la película. Así me imaginaría que estaba viendo a Superlópez.

Yo le hubiera añadido el bigote en toda la película. Así me imaginaría que estaba viendo a Superlópez.

Hace nada, en el 2017, vimos una película que es un resumen exacto a la sinopsis de esta Infinity War e incluso de la que está por estrenarse en 2018. Veamos. Un extraterrestre (llámalo Steppenwolf o Thanos) viene desde lo más profundo de las estrellas para reunir unos objetos que le proporcionará un poder terrorífico (llámalo gemas del infinito o llámalo cajas madres). Para derrotarlo, habrá que resucitar a un héroe (Superman o a todos los que van a resucitar en la película de Avengers que se estrena el próximo año).

¿Es clavadito, no?

Por cierto, como esta web es mía voy a hablaros de DC. Creo que las pelis de DC no funcionan tan bien en taquilla porque no se han molestado en presentarnos a las nuevas reencarnaciones de los héroes de nuestra infancia como debe ser, de forma individual en una película sólo para ellos, como sí que se ha molestado Marvel en hacer. En la Liga de la Justicia resultaba emocionante reencontrarnos con Wonder Woman o con Superman, pues ya los conocemos y sabemos de sus dramas e historias personales en películas más que decentes. Hemos sufrido a su lado, ya. Nos importa un bledo el nuevo Batman porque, aunque nos sabemos de memoria su drama personal, no es el Christian Bale que nos emocionó durante toda una trilogía. Es nuevo y aún no le queremos, no hemos sufrido a su lado. Por no hablar de Aquaman, Flash (da grima, qué gran error de casting) o el Robot. Nos cuentan sus superpoderes y lo que les pasó en un par de frases y a correr. DC hace resúmenes, casi trailers o videoclips con sus personajes. Marvel se encarga de crear universos en series de televisión que se estrenan en el cine (y con un presupuesto increíble) que tardamos 10 años en ver. Marvel sabe hacernos los preliminares. DC simplemente nos pide el dinero de la entrada.

3.-Cuando la muerte deja de ser el fin de la vida y se convierte en una gripe de la que se puede salir.

fotonoticia_20160119145653_1280.jpg

¡Están jugando con fuego con eso! Eso es lo único que puede acabar con el cine de superhéroes. Se están cargando al único enemigo que siempre hace temblar: la muerte.

Sabemos que 007 no va a morir nunca. Sabemos que Indiana Jones se salvará en el último momento. Es trabajo del director y del guionista hacernos creer que sus muertes pueden suceder y emocionarnos cuando, en el último segundo, vemos que se salvan… ¡menos mal!

Con estas nuevas pelis de superhéroes, la muerte no existe.

 ¿Se hará pajas Thanos con el guantelele? ¿Será para eso lo que lo quería?

¿Se hará pajas Thanos con el guantelele? ¿Será para eso lo que lo quería?

Si Superman muere, en la siguiente película lo resucitan. Si Groot muere, lo volvemos a tener en la siguiente película (sea el mismo o no).  A Loki ya lo han matado 3 veces. Conocemos (por los contratos firmados, por las películas que se esperan) que todo lo que vimos morir en Infinity War será resucitado (salvo quizás a los que ya cobran demasiado). Por lo que todo lo que vimos durante dos horas y pico no vale... para nada. Es mentira. Es como el sueño de Resines en “Los Serrano”. Humo barato.

Los de Games of Thrones lo hicieron fenomenal cuando en la primera temporada, le cortan la cabeza a Eddard Stark. Ahí fue cuando la serie se convirtió en algo diferente: porque nos sacudió, nos dejó aullando frente el televisor (ya luego, cuando resucitaron a John Snow la jodieron, por mucho que nos encante ese personaje… en esa serie lo guay era que podía morir cualquiera en cualquier minuto, sin piedad). Cuando a Han Solo lo congelaron en carbonita, sin duda fue una buena jugada… pero eran los 80 y todos éramos inocentes. Hacer esto en los Vengadores del 2018, lo considero muy, muy fácil. Más propio de un cómic de Mortadelo y Filemón (con todo mi respeto al gran Ibáñez) que de los mejores creativos del mundo, que se suponen no sólo van a la vanguardia en los efectos especiales.

Pero vamos, que soy consciente de que es una película para críos y para viejunos que queremos volver a sentirnos como críos. Sé que tampoco hay que estar buscando los tres pies al gato, que es ridículo montar una bronca en un bar por esto, que los superhéroes no existen y que mejor me preocupe en bajar mi tripa y en pagar la cuota de autónomo.

Deja un comentario