Un mensaje de agradecimiento para mis lectores.

rafa libro gracias.jpg

Quiero dar las GRACIAS sinceramente, desde lo más profundo de mi corazón (aunque estas palabras suenen manidas) a toda aquella persona que alguna vez me haya comprado un libro. Quiero dar las GRACIAS a cada lector de los blogs que llevo escribiendo durante 14 años.

Os debo cada momento de felicidad de mi vida.

Vosotros me sacasteis de Canarias, me hicisteis ver que era algo más que un simple camarero o dependiente de librería. A golpe de visitas y compras (ya van más de 8.700 libros vendidos en papel), callasteis la boca a cada persona que me decía que yo no valía para escribir. Cada email o chat que me mandasteis, alabándome, criticando de forma favorable alguna de mis novelas, me iluminó el día, me hizo encontrar o renovar fuerzas para seguir escribiendo un post más o un capítulo más de una nueva novela. Cada plato de comida, cada vez que ilumino mi hogar o me caliento, cada vez que me visto, cada momento de gloria, os lo debo a vosotros. GRACIAS. He estado muchas veces solo en mi vida: viviendo en una pensión o en un piso de mala muerte, traicionado, perdido o derrotado. Siempre conseguí salir adelante gracias a que nunca me abandonásteis y me señalásteis el camino: escribir. Por vosotros, JAMÁS, siento miedo a empezar de cero. Sois los únicos en los que puedo confiar.

Sé que mis novelas son marginales, nacen con esa vocación (salvo Doctor Mente). Pero cada vez que alguien me compra una de esas novelas, gamberras, políticamente incorrectas, sé que no estoy solo, me reconforta saber que aún hay gente que se rebela a meterse en el molde de lo happy-happy-hipócritas y se atreven a enfrentarse y a disfrutar de textos que nadie más se atreve a leer en España, hoy en día. Aquí una muestra. Aquí otra. Y otra. ¿Quién en su sano juicio escribiría libros así salvo yo? Sólo una persona que no tiene miedo a que le apedreen escribiría así. Sólo una persona que no tiene miedo a nada: salvo a perder el cariño de sus lectores. Sois lo único que me importa. Porque sois los únicos que me cuidáis.

Si me atrevo a crear una obra tan bestial es porque sé que vosotros esperáis libros así. Porque al igual que sé que nunca me vais a abandonar sé que vosotros sabéis que yo nunca os voy a abandonar. Que hasta que me dé una trombosis o me muera, podréis encontrarme fácilmente: sentado: escribiendo una nueva novela para vosotros. Da igual que haya épocas en las que te caiga mal o no me aguantes… ¡Yo le caigo mal a todo el mundo! ¡Ya lo asumí! ¡Ahora vivo más descansado!

Da igual: el único trato ha sido: escribir novelas para ti.
Y yo, jamás, voy a traicionarlo.
Es más: prometo traicionarlo todo para tener material para escribir. Lo único que nunca traicionaré será nuestro trato.

Dejar un comentario