La peor mudanza de mi vida

 Este soy yo. Estoy poseído. Pero eso ya es una historia que os contaré otro día.

Este soy yo. Estoy poseído. Pero eso ya es una historia que os contaré otro día.

¡Ha sido una mudanza superjodida! Para colmo el último día que fuimos al chalet que abandonábamos no podíamos ni entrar. Un candado que habíamos abierto más de 10.000 veces no quería volver a abrirse nunca más. Me veía pagándole un pastón a un cerrajero o comprando una cizaña en una ferretería para usarla sólo una vez en la vida. No obstante, busqué en YouTube “cómo romper un candado” y resultó ser más fácil de lo que pensaba…  Me sentí Thor cuando logré romper el candado:

 El candado que rompí gracias a mi superfueza.

El candado que rompí gracias a mi superfueza.

Más dificultades: Endesa nos cortó la luz antes de lo pactado. Imagináos cómo es vivir sin luz durante 5 días. Por mucho que reclamé pasaron de mí. Tengo una teoría: en el departamento de reclamaciones Endesa dan trabajo a la gente más cruel y con menos inteligencia del planeta. Si son muy listos, no los pillan para trabajar allí. No tuvimos otro remedio que limpiar el chalet que dejábamos con garrafas de agua (en ese chalet el agua la sacaba un motor, desde el pozo) y perdimos 166 euros de la fianza por dejar la casa sin suministro eléctrico. Siempre que pueda, evitaré volver a contratar los servicios de Endesa.
Svieta condujo una furgoneta por primera vez en su vida. La alquilamos en Telefurgo que, según nos dijeron (después) se trata de la misma empresa en la que los terroristas de Las Ramblas alquilaron, el verano pasado, la furgoneta con la que hicieron la terrible matanza. Terroristas con los que convivimos en Alcanar, recordad. El círculo se cierra, espero que para siempre.
En el siguiente impresionante documento gráfico podemos ver a un empleado de Telefurgo enseñando a Svieta a poner la marcha atrás de la Iveco que alquilamos.

 Nos devolvieron la fianza de la furgo y fueron muy amables. Los recomiendo. Incluso les dejamos una buena reseña en Google.

Nos devolvieron la fianza de la furgo y fueron muy amables. Los recomiendo. Incluso les dejamos una buena reseña en Google.

Ha sido una mudanza terrible pero ya ha terminado. Estamos establecidos. ¿Te apetece ver nuestro nuevo hogar? ¡Venga, que te lo enseño! Se trata de toda esta casa naranja de dos pisos. Una casa situada en San Antonio de Requena, un pueblecito de Valencia:

 Una casa de dos plantas. Es bastante grande.

Una casa de dos plantas. Es bastante grande.

Como puedes ver, no es tan bella por fuera como la que dejamos en Alcanar:

 Aquí vivimos un año. Los caseros nos han pedido que volvamos en cuanto podamos. Pero hasta dentro de 3 años yo no me vuelvo a menter en una mudanza ni aunque me maten.

Aquí vivimos un año. Los caseros nos han pedido que volvamos en cuanto podamos. Pero hasta dentro de 3 años yo no me vuelvo a menter en una mudanza ni aunque me maten.

No obstante por dentro es igual de grande y se encuentra en mucho mejor estado. Está recién reformada, todo funciona perfectamente y tiene muebles clásicos, que son los que me gustan. Los dueños de la nueva casa tienen una empresa de reformas y la verdad es que se nota porque le han metido mucho mimo en su interior. Hasta ahora la explotaban como casa rural. Y es mucho más barata que la de Alcanar. Aquí vamos a pagar casi la mitad. Svieta y yo hemos decidido comenzar a ahorrar para comprarnos una casa. Si todo va bien dentro de unos 3-4 años nos lanzamos pues la queremos comprar casi, casi al contado, no hipotecándonos. Ahora lo que buscábamos era una casa que no nos distrajera del trabajo: buscábamos "un monasterio con internet" en el que poder concentrarnos y rendir en nuestras profesiones más que nunca. Cada año que pasa aprendemos mucho, somos más profesionales, efectivos. Si trabajamos con buen ritmo: el futuro nos pertenece.

En el cambio de casa, en algunas cosas perdemos, en otras ganamos. Tras hacer un estudio, pensamos que lo que más nos convenía profesionalmente era venirnos aquí.

Espero que no nos hayamos equivocado.
No nos importa que no tenga piscina. Vivimos a pocos metros de la piscina cubierta y descubierta del pueblo, con gimnasio además. Cuidar de la piscina del chalet me quitaba mucho tiempo. Nuestro pueblito está a 5 minutos de un pueblo grande (Requena), donde están todas las tiendas que necesitamos. Nuestros caseros, que son personas super elegantes y se han desvivido por nosotros desde que llegamos, nos han ofrecido un huerto, en una tierra cercana, incluso mandar a que nos pasen el tractor pero por ahora no lo vamos a pillar porque en este 2018 queremos dar un salto laboral importante. Se nos han presentado grandes oportunidades y no queremos fallar. Todo nuestro tiempo lo vamos a dedicar a nuestros respectivos trabajos/pasiones.

Como odio a las compañías electricas, a las que considero la gran mafía-lacra española, nada más llegar a la nueva casa compré una tonelada de madera a un agricultor de la zona. Prefiero pagarle mil veces a un currante que a esa mala gente. El agricultor me dejó una tonelada de madera delante de casa…

 Es una calle tranquila. Bueno. ERA. Ahora vivimos nosotros.

Es una calle tranquila. Bueno. ERA. Ahora vivimos nosotros.

Y la coloqué dentro del garaje:

 Ahora no. Pero en verano nos vamos a hacer unos asaderos ahí que lo flipas.

Ahora no. Pero en verano nos vamos a hacer unos asaderos ahí que lo flipas.

Así nos calentamos todos en casa.

gato-y-perro-1-768x1024.jpg

Por cierto, que Anais Nin y Dr. Amor se llevan estupendamente:

anais-y-dr-amor.jpg

La chimenea tiene una gran tubería que llega hasta nuestro dormitorio, arriba, para calentarlo. Este es nuestro dormitorio, me encanta el techo:

dormitorio-1-768x1024.jpg
telefono-1-768x1022.jpg

El dormitorio tiene un baño:

baño-dormitorio.jpg
baño-dormitorio-2.jpg

Este es el lugar desde el que escribiré mis nuevas novelas y la obra de teatro para la que me han contratado:

despacho.jpg

Al igual que Salinger, le he puesto una cama cerca del escritorio para pequeños descansos y momentos de reflexión:

cama-cerca.jpg

Esta es otra parte de mi zona de creación. Tengo que colgar el cuadro en cuanto encuentre el martillo:

otra-zona.jpg
 El cuadro es un original de Rocío Galindo, la ilustradora de mi libro "El Peor amigo del mundo"

El cuadro es un original de Rocío Galindo, la ilustradora de mi libro "El Peor amigo del mundo"

27707948_10156218836264248_1564073262_o-1-768x1024.jpg

Dentro del despacho tengo un pequeño armario empotrado… ¿lo ves?

pared.jpg

Allí guardo mi stock de libros, para cuando te dignes a comprarme alguno 😀 Esto es una indirecta, por supuesto. A ver quién es el primer lector que aquí me hace visitar la oficina de Correos por primera vez:

stock-768x1024.jpg

Este es el despacho de Svieta:

despacho-de-svieta.jpg

Cierto. Es más pequeño que el mío porque ella sólo lo usa para editar videos. Su zona-plató de trabajo es la cocina y el salón, donde os preparará sus deliciosos panes para su canal de cocina en el YouTube.

27650273_10156218121644248_371053731_o.jpg
27707717_10156218121874248_1097035477_o.jpg
27708340_10156218121569248_1697741939_o.jpg
27711130_10156218121474248_700972097_o.jpg

Este es el cuarto para los invitados:

invitados.jpg

Y este otro baño. Aquí nos duchamos. En total la casa tiene 3 baños.

27653874_10156218835514248_1099284640_o-761x1024.jpg
27744553_10156218835654248_2092161340_o-768x1024.jpg

¡Pues eso es todo lo que tengo para enseñaros por ahora! Os pido disculpas por no actualizar durante tanto tiempo pero la mudanza me absorbió por completo. Nueva etapa en Valencia, tras la madrieña, la asturiana y la tarraconense. Espero que este pueblecito sea un buen lugar para estar tranquilo, escribir grandes obras maestras, cuidar de nuestra salud y progresar un poquito más en la vida… De viejo me gustaría ser como los ancianos que veo por aquí. Todos van en cochazos, con cara de tener una vida tranquila, sin problemas económicos... ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario.