Insultan a mi esposa por hablar en español

¿A quién diablos voto en las elecciones del 21 de diciembre de Catalunya? Esta vez, y al contrario del referéndum del 1 de octubre, me ha llegado la carta del censo para que vote. Cada día recibo propaganda electoral.

Al principio no iba a votar. Nos vamos de Catalunya a finales de enero. A Castellón o a Alicante. En Catalunya nos hacen sentir, cada vez, menos a gusto, más extranjeros. Y aunque la independencia sería un gran problema económico para todos los españoles pensé que lo mejor sería que los que vivan en Catalunya tomen la decisión de quién quiere que les gobierne. Eso pensaba hacer hasta la otra noche, cuando fuimos a comprar madera para la chimenea, en Amposta.

Quedé separando la leña en la casa de los agricultores que nos la vendían, mi esposa se fue a buscar un cajero para sacar efectivo y pagarles, ya que no podíamos pagar con tarjeta. Cuando aparcó el coche, le preguntó a unas señoras que estaban por allí que si por favor podían indicarle donde estaba el cajero más cercano. Les preguntó en español. Las señoras comenzaron a insultarla:

—¡CERDA! ¡GUARRA! ¡FRANCO HA MUERTO! —os juro que le dijeron.

Mi esposa tuvo miedo. Era de noche. Estaba sola. Lo que os cuento sucedió en esta calle de Amposta:

 En esta calle justito, que está nada más entrar en el pueblo.

En esta calle justito, que está nada más entrar en el pueblo.

Mi esposa se metió en el coche y regresó a mi lado. Esto de la independencia es una locura. Una tomadura de pelo. Está volviendo loca a la gente. Mi esposa tiene un físico de eslava que salta a la vista. Es extranjera. ¿Qué tendrá que ver ella con Franco? ¿Es franquista porque habla en español? Le pedí me llevara a esa calle, para ver si las señoras estaban por allí, para identificarlas, grabarlas y denunciarlas si la volvían a insultar. Ya no estaban. Dimos una vuelta por el pueblo. Al llegar al ayuntamiento vimos esto:

 Si no hubieran robado dinero público para fomentar la independencia, no estarían en la cárcel.

Si no hubieran robado dinero público para fomentar la independencia, no estarían en la cárcel.

Así que, para defender a otras personas de la gente que ha manipulado la cabeza de esas señoras, o de estos locos que son capaces de hasta matar, he decidido votar a alguno de los partidos más radicales contra la independencia. A partidos que jamás en la vida pensé que iba a votar. Sé que no acabarán con toda esta locura pero que, por lo menos, impedirán que los locos tengan más poder en el parlament para seguir gastando dinero público en crear locura social.

Buscando que mi voto sea útil, creo que voy a votar a Ciudadanos, que dicen las encuestas que será el partido que ganará las elecciones.

 Este soy yo.

Este soy yo.

Rafael Fernández (Rey del Cosmos)