Axl (Madrid) - El comedor de...

el-comedor-de-coños.jpg

¡Atención! ¡Esta crítica contiende demasiados spoilers!

“El pasado Julio, hace ya 3 meses (la vida es un relámpago), leí “El Comedor de Coños” Ultima Novela de Rafael Fernández que completa la trilogía de Sigmundo. La historia comienza el 14 de Febrero de un año indeterminado (al menos yo no he visto la fecha). Varios lectores de su Blog deciden organizarle una fiesta sorpresa por su cumpleaños, que en realidad es el día siguiente, el 15. El retrato que hace Rafa de los que acudieron a la zambra es demoledor: para él son tan subhumanos o incluso mas que los protagonistas de sus anteriores libros y relatos. Bergantes de alma desaseada. William Shakespeare decía que el mundo es como un escenario y nosotros los actores. Ellos eran actores, pero de serie Z. En el festejo practica el coito con Charito, una indigente intelectual oriunda de Murcia, preciosa comunidad habitada por subseres que hablan de manera ininteligible. Transcurridos los fastos, Sig vuelve a la cruda Realidad: Vive en Madrid, sin amigos y subsistiendo con una cantidad exigua de dinero. Pergeña un plan para ganar una cantidad lo suficientemente abultada para irse a vivir a Murcia con Charito y así poder darle a su perra Anaïs, la única fémina a la que realmente quiere, una vida mejor de la que le puede ofrecerle en ese momento. Graba subrepticiamente una copula vaginal que mantuvo con Begoña, una de las zorras con las que solía tratar, y le ofrece la grabación a “El Huelebragas.” Personaje ya mítico del universo de Ezcritor. Con el dinero obtenido de la venta de la película salaz se va a vivir con Charito a aquellas tierras del Levante Español. Desde el primer momento la experiencia es tortuosa: Su suegra y cuñada le tratan de manera desdeñosa, como si fuera un excremento con patas. Charito intenta convertir a Sig en lo que, como decía Marlene Dietrich, intentan convertir todas las mujeres fatuas a los hombres extraordinarios: en un ser mediocre, indolente,domeñado. Inventa una mentira que induce al vomito (Tienes que leer el libro para saberlo)para mantenerlo a su lado, pero Sig, acaba descubriendo la impostura y la manda a paseo. Mi valoración de la obra es positiva. Le doy un 9/10. Es una tragicomedia que se le fácilmente y que te hará pasar buenos ratos, reír y llorar.”