Mario (Alicante) - Un bebé

libro-un-bebe.jpg

“Hola Rafael,
el jueves terminé de leerme “Un bebé” y se da la paradoja que me encuentro sin muchos recursos para hacerte una valoración del libro, porque casi todo lo que iba a escribirte, ya lo dijo ayer otro lector, Jorge de Bilbao, por cierto, excelente fotógrafo. Coincido punto por punto con su percepción de la obra, así que lo único que me queda es decir puntos que él no ha tratado.

He leído de seguido “Diarios secretos” y “20 polvos”, que estaban en primera persona, por lo que he agradecido que en esta, en su segunda parte, estuviera en tercera persona, ya que le da otra dimensión a la novela. Es una historia contada desde el punto de vista del escritor y tiene infinidad de ventajas: se puede contar como se quiera. Eso no significa que no transmitan realidad, al contrario, esa dimensión la alcanzan los personajes por ellos mismos y por la descripción más detallista que se puede hacer utilizando la tercera persona.

No he visto que sea una novela de terror en sí, más bien los relatos de las partes transita entre la novela en mayúscula, cercana a la realidad, como puede ser la historia de Mayte y su matrimonio; la filosófica entre la última, la de Patrick contra Dios; la gore que representa Sagawa y las acciones del bebé… Y a todo esto, se une el cómic, dibujado por autores imbuidos en la historia.

Toda esta amalgama que en manos inexpertas sería un desatino, en cambio, se convierten en una novela potente, salvaje, cruda, agobiante, en una rareza bien controlada.

Muchas veces, mientras leía, pensaba en las barbaridades tan tremendas que estaba leyendo. No daba crédito al asco que me producían algunas y los pensamientos profundos a los que me llevaban otras. Llegué a la conclusión, Rafael, que te poseyó el mismo virus que a Goya. Él era capaz de empalar soldados o cortas sus cabezas en su serie Los desastres de la guerra, como pintar con todo el cariño y sensualidad posible a una mujer recostada, alternativamente vestida y desnuda. Con esta enfermedad, no me extraña que te haya salido un libro perfectamente acabado.

Enhorabuena.”