Josemy (Málaga) - Un bebé

132896_10151255449044248_2058601823_o.jpg

Hace bastante tiempo que leo a Rafa, incluso recuerdo una de las primeras veces que lo leí, dónde fue y el artículo que fue. Sí, artículo, aún estaba escribiendo para el periódico 20 minutos. Estaba, como siempre, pasando la mañana en la facultad y ojeando el diario, hasta que llegué a un pequeño recuadro que se titulaba “Mejor no me lavo”. Desde entonces, las cosas han cambiado mucho. Ya ha publicado tres libros, y está desarrollando el cuarto, y otros tantos que tiene en mente.

Personalmente, nunca me ha gustado la ficción, ni mucho menos el terror, sin embargo, algo me llamaba a adentrarme en este libro. Tantas críticas buenas no podían ser mentira. Incluso algunas decían que el libro te enganchaba y no podías soltarlo ni pensar en otra cosa. ¿Sería verdad? Sí, al menos conmigo sí fue así. Pocas veces me ha pasado eso, que un libro me llene tanto y me atrape dentro de su historia que no quiera ni pueda soltarlo. Y éste lo ha hecho. Cuando llegaba del trabajo empezaba a leerlo, y la historia me atrapaba hasta que miraba la hora y me daba cuenta que tenía que irme a la cama, o la corbata al día siguiente se la pondría mi jefe. Me lo leí en dos noches y media tarde. Es increíble. Hablando rápido es la puta polla.

De la historia no hay nada que contar que ya no se sepa, pero de todas formas, el libro está dividido en dos partes. La primera, una bonita historia de amor salpimentada con unos cómics que nos van metiendo en un mundo de fantasía que inunda la segunda parte, dónde el rencor, el odio y la sed de venganza son las motivaciones principales del rencarnado. Y, entre la historia, ésta vez más comics que van contando partes de la historia. Presentándonosla en imágenes. Impresionante el trabajo de las tres chicas, pero con el que yo más disfruté fue con los de Rocío Galindo, y sobretodo, su última serie de viñetas. Ponte en contacto con Rafa ahora mismo, y cómprale un libro, o dile alguien que lo tenga que te lo deje, porque es la puta polla.

Otra gran baza a favor del libro es que, como ya sabéis, ciertas partes de una forma u otra están basadas en hechos reales. Lo que siempre le da un algo al libro. Pero algo tan perverso, algo tan degenerado, tan ezcritor, sólo puede salir de su mente. Y me tengo que callar ya, o empiezo a espoilear todo el libro. Pero es que hay partes tan sumamente increíbles. Imágenes y fotos reales de los asesinatos, de las noticas en el periódico. Frases que dicen personas sin corazón pero que son tan reales. Conversaciones con Dios… Y los dos puntos: seña de identidad de Rafa: ezcritor: yo no sé usarlos: joder.

Y como habéis podido comprobar, esto de las críticas no es lo mío, pero quiero mi recompensa, y no, no es que Rafa me haya comprado para que escriba más o menos bien sobre su libro, sino, parte de la historia real en la que se basa el libro y otras curiosidades. Así que si aún no has leído Un Bebé, hazte con él sin dudar, porque merece la pena. Y, porque sólo así podrás encontrarle el verdadero sentido a “Un bebé 2: Inmortales y felices”.