Esteban (Miami) - "El comedor de coños".

esteban.jpg

Primero felicitaciones Rafael por tu nuevo libro “El comedor de coños”, la llegada de tu nuevo libro a mis manos tuvo su historia, tuve que ser muy paciente. El cartero toco la puerta un viernes muy temprano y yo (luego de haber celebrado el día de la independencia de este país) no le preste atención por que pensé que era el casero y no tenia el dinero para la renta ese día, no fue hasta que abro la puerta al salir unas horas mas tarde que vi un papel pegado a la puerta y en el decía: “España”, casi me da un ataque. Yo sabia que los carteros regresan a las 5 a la oficina de correos así que puntual fui a la oficina, solo para que un subhumano me cierre la puerta en la cara y me diga que están cerrando temprano por que ellos siguen celebrando el día de la independencia. Al siguiente día tuve que salir muy temprano pero deje dicho a todo el mundo que el cartero tenia algo para mi, (salí bastante desconfiado, seguro que se les olvida pensé), de vuelta en casa me dijeron que el cartero nunca llego, seguro seguían celebrando, así que me fui a la oficina ya bastante molesto, llegue y un tipo con cara de: “si nadie reclama sus paquetes me los llevo yo” me dio mi preciado libro. Salí feliz, me metí al carro, abrí el paquete, vi la dedicatoria y que yo era el mecenas #172.

Leer el libro me tomo 2 noches, en cada noche lo dejaba pero luego me invadía la curiosidad y volvía, ya había leído los “Diarios de sexo y libertad” cuando los tenias en tu blog, que encontré por casualidad y que me cambio la vida, “20 polvos” me gusto mucho pero se me hizo corto, ahora “El comedor de coños” es el que me ha dado mas risa, especialmente las cosas que Sig piensa pero calla, me he visto reflejado en esas partes y así también he visto el reflejo de tanto personaje en la vida real, los subhumanos, las desequilibradas, las “modelos” de Facebook, las que son infieles a sus esposos, los que quieren un pedazo de fama, los que tienen dinero y los que los miran con envidia existen, están entre todos nosotros, “El comedor de coños” es una perfecta critica a las sociedades en las que vivimos. La loca aventura de Sig te entretiene de principio a fin y como cada buena obra siempre te deja deseando mas.

Abrazos,

esteban-libros.jpg